Una guía en Myanmar 👩🏻

La chica de la foto se llama Nani y fue nuestra guía en el trekking de 3 días y 2 noches que hicimos desde Kalaw hasta el lago Inle, donde estamos ahora. La acosamos a preguntas durante horas y ella nos respondió a todas sin perder nunca la sonrisa. Hemos aprendido muchísimo de ella sobre este país y se ha convertido en uno de los mejores recuerdos de nuestro viaje por Birmania.

Nani nos acompañó incansable durante los mas de 60 kilómetros que recorrimos. Eran unas 6 horas y media diarias de caminata, recorriendo montañas, bosques y decenas de campos de cultivo. Ella nos explicaba como era la vida de las diferentes tribus que visitábamos y nosotros escuchábamos sin perder detalle.

Las tres mejores conversaciones que tuvimos con Nani fueron:

1) Cuando nos explicó como las chicas conseguían tener novio en los pueblos de Myanmar. Por las noches grupos de chicos se reúnen en torno a un fuego para practicar canciones de amor. Después de un rato, van juntos hasta las casas de las chicas que les gustan y les cantan una canción. La chica escucha y después decide si quiere quedarse a hablar con uno de los chicos. Si elige uno, el resto se marcha a otra casa a seguir probando suerte y la pareja se queda hablando en la puerta. Si todo va bien, se convertirán en novios. Hablamos de este rito durante horas porque nos hacía muchísima gracia.
2) Cuando le contamos a Nani que la gente en España se tumba durante horas al sol para ponerse morenos. No entendía como podíamos pasar calor de esa manera, con lo bonita que es la piel blanca. Menos aún cuando le dijimos que algunos hasta se meten en máquinas para coger color cuando no hay sol. Flipando se quedó.

3) Cuando le intentamos explicar como era tocar nieve. Esta conversación es muy recurrente en el sudeste asiático (poca gente la ha visto alguna vez) y es muy divertida.

En resumen, mereció muchísimo la pena poder hablar con ella y consiguió que el trekking se convirtiese en algo mucho mejor que simplemente andar por el campo.

Anuncios