El fuego hindú 🔥

A lo largo del viaje hemos recurrido muchas veces a la comida Hindú, para huir del arroz y los noodles y poder disfrutar de algo más de sabor. Hemos probado 3 restaurantes hindús diferentes y de dos de ellos nos enamoramos, yendo a comer siempre que podíamos. 

El cuarto hindú… ha sido terrible. Paula ha viajado a la India y me había advertido de que allí cuando pides la comida no picante, arde como el infierno. En los tres indios anteriores siempre nos habían hecho caso y la comida no picaba prácticamente nada. 

Pero en el 4, en Battambang, el “chicken tikka, non spicy” era fuego. No podíamos comer más de un trozo sin beber agua y atiborrarnos de pan. Preguntamos al camarero si aquello de verdad era “no picante” y nos juro que sí, pero aún así nos retiro el plato y nos puso otro. 

La cosa mejoró algo pero aún así, sudamos lo nuestro (literalmente) para terminarlo. De ahora en adelante tendremos más cuidado…

Anuncios

Confía en los restaurantes llenos 🍲

En el sudeste asiático siempre es una aventura salir a comer. Nunca sabes donde vas a terminar y que te vas a llevar a la boca. 

A la hora de elegir un lugar nos guiamos por una norma básica: confiar en los restaurantes que están llenos. Esta norma tiene dos añadidos: que haya mucha rotación de clientes (mas posibilidades de que la comida esté fresca) y que a poder ser, sean personas locales (seguramente haya una comida más rica pero sobre todo, será barato).

Siguiendo estos principios hemos descubierto lugares ricos y baratos, y hoy ha sido uno de esos días. Tras dar una infructuosa vuelta por los puestos de comida del mercado nocturno de Vientián (tenían muy mala pinta y no había casi nadie) hemos descubierto a dos calles un restaurante lleno de gente local.

Nos hemos sentado y mirando la carta, hemos elegido una sopa de verduras y fideos con cerdo. Al llegar no tenía una pinta demasiado apetecible, pero ha sido un acierto total: estaba riquísima. Tanto que hemos pedido otra.

En Laos cocinan con más sabor que en Thailandia y eso se agradece (bendita sal). Esta sopa tenía un sabor espectacular y lo mejor era que solo costaba 1.5€. Confiar en los restaurantes llenos nos ha vuelto a funcionar.

Billete Basic

Billete Basic #badpacking #yummy #pornfood

A post shared by the badpackers (@the_badpackers) on

Descubrir que en un vuelo de 11 horas no te van a servir comida es una noticia fantástica para empezar el viaje.

EuroWings, viendo nuestra cara de hambre, tuvo a bien obsequiarnos con esta deliciosa tortilla con cebolla y espinacas. De un gusto incluso peor que su aspecto (y ya es decir) confirma que es obligatorio llevar comida en la mochila. 

Nota gourmet: 1 sobre 10 (el 1 es porque venía acompañada de un pan con mantequilla salvable)