Buenos Aires, día 6 🏙

Ya hemos superado el jet lag y mas o menos podemos hacer un horario normal. Nos hemos acostumbrado rápido a vivir en Buenos Aires y hemos hecho nuestro el barrio de San Telmo. Ya tenemos nuestra panadería preferida para comprar empanadas y dulces, nuestro puesto en el mercado donde encontramos la fruta y la verdura mas fresca y nuestro lugar de comida a peso. Este último es genial: es un pequeño local llamado Nina’s Food donde cocinan diferentes platos y te los cobran a peso, a un precio muy bajo. Vamos todos los días a conseguir nuestra comida o nuestra cena.

Aparte de eso ya hemos visitado el barrio de Palermo y el barrio de La Boca. El primero es mas adinerado que San Telmo y está lleno de cafeterías, restaurantes y tiendas. La mayoría de ellos son bastante modernos, en contraste con los comercios que encontramos cerca de nuestra casa, que son mas tradicionales. Además hay graffitis en muchas de sus calles, algunos tan espectaculares como los que se ven en las fotos. 

La Boca por contra, es mas artístico y turístico y también bastante mas pobre. A este barrio llegaron una gran cantidad de inmigrantes, en su mayoría italianos. En su día construyeron sus casas con chapas de zinc y las pintaron con las pinturas que sobraban en los talleres del puerto y hoy aún se pueden encontrar en algunos sectores del barrio. Estas casas se llaman “conventillos”, porque son viviendas colectivas donde muchas familias vivían compartiendo espacios comunes. La parte mas conocida es Caminito y aunque es muy característica, a nosotros nos pareció bastante enfocada a turistas.

También visitamos el Ateneo Grand Splendid en el barrio de Recoleta. Es un viejo teatro reconvertido en librería y es realmente espectacular. Tiene una cantidad de libros enorme y su escenario se ha transformado en un restaurante-confitería, donde los porteños y visitantes toman café y dulces mientras contemplan la enorme cúpula del edificio. Además hay bastantes asientos conservados del teatro original y puedes sentarte en ellos a leer cualquier libro que te apetezca. Un lugar realmente único.

En conclusión, tras 6 días aquí Buenos Aires cada vez nos gusta mas. Sus barrios tan diferentes unos de otros, su comida tan deliciosa (aunque grasienta) y su ambiente tan especial nos hacen alargar nuestra estancia hasta que lo hayamos visto todo. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s