Hobbiton 🍄

Todo el mundo lo dice: ninguna película ha hecho tanto por un país como El señor de los anillos por Nueva Zelanda. Y nosotros estamos de acuerdo. La serie de películas de Peter Jackson, gracias a la magia del cine y la post producción, elevaba los ya de por sí bonitos paisajes de este país a un nivel estratosférico. 

Y si bien los neo-zelandeses (o “kiwis” como ellos mismos se denominan) se han beneficiado de un turismo sin precedentes, en nuestra humilde opinión Frodo y sus amigos no le han hecho todo el bien que parece al país. La expectativa de encontrar un lugar de cuento como el que ves en las películas es tan alta que al llegar aquí lo mas normal es decepcionarte. No porque lo que ves sea feo, que no lo es en absoluto, sino porque es imposible que esté a la altura de lo que hay en tu mente.

A parte de la diferencia entre cine y realidad, el señor de los anillos ha dejado mas huellas en las islas. Durante el rodaje de las 3 primeras películas, el equipo de producción tuvo que recrear Hobbiton en una granja cercana al pueblo de Mata-Mata. El acuerdo con el granjero era que después del rodaje no quedaría ni rastro del país de los hobbits en su terreno. Por culpa del mal tiempo el equipo tuvo que detener la deconstrucción unas semanas y la gente de alrededor (y los turistas) comenzaron a llegar a la zona para visitar lo que quedaba en pie. El propietario del terreno vio la posibilidad de negocio y cambió de idea: dejo los agujeros de hobbits en su granja y comenzó a cobrar por tours guiados.

Los turistas no paraban de llegar y el dinero fluía en mayor cantidad que el que le proporcionaban sus ovejas. La única mala noticia era que los materiales empleados para construir Hobbiton eran de muy mala calidad (no tenían que durar para siempre) y el mal tiempo neozelandés estaba destruyendo las casas hobbits. Pero su suerte iba a seguir en alza: la saga del señor de los anillos fue tal éxito que Sir Peter Jackson se lanzó a rodar el hobbit y se necesitaba construir Hobbiton de nuevo. Pero esta vez la construcción se hizo pensando en el negocio: materiales de primera calidad con el objetivo de crear un parque temático para el futuro. 

Ahora cualquier turista puede visitarlo al “módico” precio de 79 dolares (unos 50€). La experiencia dura unas dos horas y la verdad, es bastante decepcionante y aburrida. Es mas un tour de fotos delante de las casas hobbits que otra cosa. El guía cuenta alguna que otra anécdota del rodaje y la explicación que acabáis de leer del proceso de construcción, poco mas. Son más interesantes los vídeos que te ponen en el bus de camino acerca del making of de la saga que todo el resto. En definitiva una excursión para los super mega fans de la saga y solo si tienen tiempo de sobra. Por cierto el dato más sorprendente que nos dijeron fue que un 30% de la gente que visita Hobbiton no ha visto las películas ni leído los libros. No entendemos para que vienen aquí entonces…

Anuncios

Un comentario en “Hobbiton 🍄”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s