¡Koalas! 🐨

En nuestro viaje de Brisbane a Sydney no tenemos todo el tiempo que nos gustaría para visitar lugares durante el trayecto. Para intentar ahorrar algo en este país tan caro hemos tenido la suerte de coger una relocation, un servicio que tienen algunas compañías de alquiler de caravanas que por muy poco dinero te alquilan una furgo. La condición para hacerlo es que la lleves de un lugar a otro en muy pocos días, lo que te permite desplazarte entre ciudades casi gratis pero tiene la pega de que no te deja mucho tiempo para ver cosas.

Por eso para nuestra segunda ruta en caravana hemos tenido que elegir cuidadosamente los lugares a visitar y no ha sido nada fácil hacerlo, porque 900 kilómetros de costa australiana dan para mucho. Una de las paradas obligatorias era el Hospital de Koalas en Port Macquarie, una institución que se ocupa de atender y cuidar a koalas que han tenido alguna enfermedad o algún accidente. 

Tras casi 3 semanas por Australia no habíamos conseguido ver a estos simpáticos marsupiales. Son extremadamente difíciles de avistar, básicamente porque se pasan el día durmiendo en lo alto de los eucaliptos y su color gris no ayuda a encontrarlos entre las ramas del árbol. Por eso decidimos ir al hospital de koalas y poder observarlos mientras aprendíamos un poco sobre su forma de vida. 

Los koalas se pasan la mayor parte de su vida durmiendo, aproximadamente unas 20 horas al día. Esto es debido a que solo comen hojas de eucalipto y como tienen pocos nutrientes, necesitan ahorrar toda la energía posible. Son bastante solitarios y extremadamente tranquilos, con lo que es difícil verles en alguna actividad social. En el hospital de koalas los tratan de la principal enfermedad que les afecta, la clamidia, y les hacen las curas cuando son atropellados o sufren heridas por algún incendio.

Nosotros tuvimos la suerte de visitar el hospital cuando uno de ellos estaba despierto, así que pudimos verle trepar, comer y tomar plácidamente el sol. El resto de los pacientes-koalas estaban durmiendo a pata suelta, algunos en posturas inverosímiles y muy divertidas. Es totalmente comprensible que el koala, junto con el canguro, sean los símbolos de Australia: son unos animales muy especiales y entrañables. ¡Paula se enamoró perdidamente de ellos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s