Rainbow Beach 🌈

Seguimos nuestro viaje en caravana hacia el sur, bordeando la costa este de Australia. Ya llevamos unos 1.600 kilómetros y nuestra primera parte del Road Trip se termina casi sin darnos cuenta. En nada dejaremos nuestra furgoneta y descansaremos de la carretera unos 3 días en Brisbane hasta volver a la ruta.

Ayer visitamos Rainbow Beach, un pequeño pueblo con unas playas increíbles y kilométricas. Es una constante en esta parte de Australia que las playas sean enormes y de arena blanca y fina. Pero lo de este pueblo es aún más extraordinario: al sur de su playa principal, puedes encontrar una duna gigante a 120 metros de altura respecto al mar.

Nosotros llegamos paseando entre los riscos y pasar de caminar entre árboles por un camino montañoso a recorrer una superficie grandísima de arena es una sensación irreal. El extremo este de la duna acaba en un precipicio, que es prácticamente un balcón a la playa. Estuvimos allí solos un buen rato, sentados en la piedra y contemplando las olas y las espectaculares vistas.

Al rato llegaron dos hombres con grandes mochilas y se pusieron a extender una enorme tela. Eran dos paracaidistas, que aprovechando la altura y el fuerte viento se lanzaron desde el borde corriendo, alzaron el vuelo y contemplaron el paisaje desde las alturas. Nos dieron bastante envidia, porque si desde el suelo se veía increíble, desde el aire debía ser aún mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s