Amanecer entre canguros 🌅

Canguros al amanecer 🌅 . A eso de las 05:45 de la mañana ya estábamos conduciendo entre bostezos camino a Cape Hillsborough. La razón para despertarnos tan pronto es que habíamos oído que a esa hora los canguros de la zona corretean por la playa aprovechando que la brisa marina rebaja la temperatura y que están allí hasta que empieza a hacer calor. Después de un rato buscándolos hemos visto uno cerca de un árbol, al lado de la playa. Nos hemos acercado con cautela (son muy asustadizos) para verlo mejor. Pero este canguro era muy amigable, dejaba que te acercaras casi hasta tocarle y podías hacerle fotos que ni se inmutaba. Éstas son solo algunas de ellas, porque tenemos cientos: comiendo, con nosotros al lado, de pie, mirándonos… . Mas en badpackers.com . #goodpacking #australia #capehillsborough #kangaroo #beach #sunrise #dondeestaelemojidecangurocuandolonecesitas

A post shared by the badpackers (@the_badpackers) on

Siempre se dice que el esfuerzo tiene recompensa. Pero hoy ha sido uno de esos días donde la frase cobra todo el sentido. El despertador ha sonado dentro de nuestra caravana a las 5.30 de la mañana, un récord absoluto en Australia. Aquí estamos madrugando mas que nunca porque a las 18.30 anochece y ya no se puede conducir, ya que los canguros y wallabees invaden la carretera y se vuelve muy peligroso hacerlo.

Total, que a eso de las 05:45 ya estábamos conduciendo entre bostezos camino a Cape Hillsborough. Ver el amanecer en la playa era atractivo, pero esa no era la principal razón para ir allí tan pronto. Habíamos oído que a esa hora los canguros de la zona corretean por la arena aprovechando que la brisa marina rebaja la temperatura y que están allí un buen rato, hasta que empieza a hacer calor. Y no queríamos perdernos ese espectáculo.

Nada mas llegar hemos visto uno saltando por la orilla, pero enseguida se ha escondido entre los árboles que hay en el borde de la playa. Después hemos caminado por la arena hasta un grupo de unos 10 canguros y mas o menos la misma cantidad de gente observándolos. La vista era increíble, con el sol alzándose sobre el mar y los canguros bañados por la luz anaranjada del amanecer. A los 15 minutos mas o menos se han retirado todos juntos a través del bosque y creíamos que ya no veríamos mas. La mayoría de la gente se ha marchado hacia sus coches pero nosotros nos hemos quedado un rato más por si volvían. Y hemos tenido una suerte increíble.

A los 10 minutos hemos visto uno cerca de un árbol, al lado de la playa. Nos hemos acercado con cautela (son muy asustadizos) para verlo mejor. Pero este canguro era muy amigable, dejaba que te acercaras casi hasta tocarle y podías hacerle fotos que ni se inmutaba. Ésta son algunas de ellas, porque tenemos cientos: comiendo, con nosotros al lado, de pie, mirándonos…

Al rato ha decidido bajar de nuevo a la playa y tumbarse en la arena. Cinco minutos después un compañero se le ha unido y hemos podido estar una hora mas con ellos mientras pasaban la mañana allí. Son unos animales majestuosos y verlos en movimiento, con sus enormes saltos, impresiona bastante. Nos hubiéramos quedado con ellos todo el día, pero teníamos que continuar la ruta. Eso sí, la playa de Cape Hillsborough y sus canguros son uno de los highlights del viaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s