Polis y Cacos ðŸ‘®ðŸ½

Polis y cacos 👮🏽 . Tras casi 6 meses de viaje ha pasado lo que hace tiempo temíamos: nos han pirateado la tarjeta de crédito. No queda otra que poner una denuncia. Al llegar a la comisaría, intentamos explicarle al agente el fraude electrónico. El policía asiente todo el rato sin preguntar nada. Al terminar, nos proporciona un papel y un boli y nos pregunta "¿podéis escribir aquí los hechos?". Lo hacemos lo mas detallado posible y acabar, el hombre lo lee y se acerca a un ordenador. Abre un formato de denuncia, escribe nuestros nombres y justo después nos pregunta "¿podéis copiar lo que hay en el papel al ordenador?". Paula se sienta y lo hace. Al terminar el policia imprime la denuncia y nos la da. Fin. Los duplicadores de tarjetas pueden respirar tranquilos: no es que no les persigan, es que dudamos de que entiendan el delito. . Más en badpackers.com . #badpacking #indonesia #lombok #police #unfinotrabajopolicial

A post shared by the badpackers (@the_badpackers) on

Tras casi 6 meses de viaje ha pasado lo que hace tiempo temíamos: nos han pirateado la tarjeta de crédito. Antes de salir nos hicimos una cuenta conjunta para el viaje que nos permitía sacar dinero en el extranjero casi sin comisiones. Tras utilizarla en cientos de cajeros del sudeste asiático, ha sido en el último país donde hemos caído en las garras de las mafias duplicadoras de tarjetas.

Esta experiencia nos ha permitido ver lo eficientes que son y lo rápido que trabajan. Estos ladrones modifican un cajero para conseguir una copia de la tarjeta, que les permite obtener el número de delante y el número de seguridad de la parte de atrás. Con estos dos números no pueden realizar compras internacionales, ya que cualquier compra fuera del país de origen de la tarjeta tiene un mecanismo de seguridad a través de sms al móvil. Pero lo tienen todo bien montado: en cuanto tienen los datos los envían (o venden) a alguien en España, quien si puede llevar a cabo compras locales en comercios online.

Por suerte los bancos están alertados de esta trampa, así que en cuanto detectan un par de compras en web sospechosas bloquean temporalmente la tarjeta. Aún así los pagos ya se han realizado y los ladrones tienen la posibilidad de que el pedido les llegue antes de la cancelación del pago, por lo que se salen con la suya. Eso sí, nos gustaría saber si la policía puede rastrear esos pedidos y detenerlos cuando los reciban…

Como cliente del banco, la única alternativa que te queda es bloquear para siempre la tarjeta y presentar una denuncia para que te devuelvan el dinero. Y aquí es donde entra la policía local de Indonesia.

Fuimos a hacer la denuncia a Lombok y ya fue todo un logro encontrar la comisaría. Al llegar a ella encontramos 4 policías tumbados a la fresca en un cobertizo de madera y otro en una recepción destartalada viendo vídeos en Youtube. Genial primera impresión. Intentamos hacerles entender que necesitamos presentar una denuncia, pero hablan muy poco inglés. Finalmente nos ponen al teléfono con alguien con el que podemos comunicarnos mejor que nos explica que ésta es la vieja comisaría y ya no funciona. Tenemos que ir a la nueva, que está bastante lejos y para la que necesitamos motocicleta para llegar. Acabamos quedando allí mismo con ellos para que al día siguiente nos acompañen hasta el lugar porque son incapaces de indicarnos en el mapa donde está. Genial. Al día siguiente nos plantamos en la vieja comisaría pero no hay ni el tato. Entramos en el edificio, gritamos y nada. Al rato un hombre aparece en el edificio de al lado, le explicamos nuestra situación y decide acompañarnos a la nueva comisaría, que está realmente lejos. 

Al llegar nos encontramos a dos turistas presentando una denuncia: el día anterior a uno de ellos le han robado el iPhone. El chico es hábil y con la app de “find my iphone” en el iPad ha rastreado su teléfono y tiene la última localización, de hace dos horas. El chico les urge a ir a buscarlo rápido, porque los cacos han apagado el teléfono y puede que se muevan. La policía no entiende NADA. O simula no entender. El chico persiste y se pasa una hora explicándoles como funciona la tecnología, como ha encontrado el teléfono y porque deberían ir ya. De vez en cuando diferentes policías se acercan por allí a mirar el mapa sorprendidos (el chico, diligente, ha hecho un pantallazo del mapa con la localización de los cacos y lo ha impreso y todo) y hablan entre sí medio de risas. El chico finalmente se rinde, presenta la denuncia y se marcha con ella. Obviamente nunca va a recuperar su teléfono. Había unos 5 o 6 policías centrados en este caso. Ninguno con nosotros. Tras ver el resultado, nos dimos cuenta que lo nuestro iba a ser complicado.

Intentamos explicarle al agente el fraude electrónico. El policía asiente todo el rato sin preguntar nada. Al terminar, nos proporciona un papel y un boli y nos pregunta “¿podéis escribir aquí los hechos?”. Lo hacemos lo mas detallado que podemos. Al acabar, el hombre lo lee y se acerca a un ordenador. Abre un formato de denuncia, escribe nuestros nombres y justo después nos pregunta “¿podéis copiar lo que hay en el papel al ordenador?”. Paula se sienta y lo hace. Al terminar el policia imprime la denuncia y nos la da. Fin. Los duplicadores de tarjetas pueden respirar tranquilos: no es que no les persigan, es que dudamos de que entiendan el delito.

Mientras Paula tecleaba en el ordenador aparecieron dos chicas, una de ellas española. Les han robado la mochila con todo dentro: móvil, cámara, cartera… el policía las escucha atento mientras lo cuentan. Al salir les deseamos suerte y cuando ya estamos fuera, oímos al policía decir “¿Podéis escribir aquí los hechos?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s