El tesoro de Cueva Esmeralda 💎

Antes de nada confesaremos que no nos gusta ir en kayak. Cada vez que lo probamos nos reafirmamos en eso: no es lo nuestro. Siempre volvemos a caer y acabamos hasta las narices de él. A ver si esta es la última vez. Aún así hay veces que el esfuerzo tiene recompensa y ayer fue una de estas.

Después un buen rato remando, un calor sofocante y unas olas bastante puñeteras llegamos desde la playa principal de Koh Mook a la entrada de la cueva Esmeralda. 

Intentando aguantar el equilibrio nos pusimos el frontal para pasar los 30 metros de oscuridad total que hay antes de llegar a nuestro destino. La verdad es que no se veía nada, solo se escuchaba el sonido de las olas amplificado por el eco de la cueva. 

Finalmente vimos la luz al final del túnel. Nada mas salir alzamos la cabeza y contemplamos unas vistas espectaculares: una pequeña playa rodeada completamente por montañas y naturaleza salvaje. Fue brutal, uno de los paisajes más asombrosos del viaje. El vídeo no hace justicia a las sensaciones que te invaden al llegar y ver ese tesoro natural.

Y es que justo aquí, hace siglos, los piratas escondían otro tipo de tesoros. Hoy es una de las visitas obligadas si vienes a Koh Mook. Eso sí, el kayak prescindible. 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s