Tardes en moto 🌅

La mejor hora para conducir por Laos es a partir de las 4, cuando el sol está más bajo y no aprieta tanto el calor. La luz del atardecer ilumina las montañas y los campos de arroz, cambiando el tono de sus verdes y aumentando los contrastes. Durante la tarde los laosianos se activan de nuevo y la vida vuelve a las calles. 

Los comerciantes se acercan a los pueblos grandes con sus vehículos-cocinas ambulantes-tiendas para instalarse en los mercados nocturnos a vender sus productos. Pasarán allí toda su jornada laboral hasta que a eso de las 10 empiecen a recoger para respetar el toque de queda.

Los niños vuelven de las clases a sus casas, en bicicleta o andando, muchas veces varios kilómetros. Los colegios suelen estar a las afueras de los pueblos grandes y dan servicio a todos los pequeños asentamientos de alrededor. Los niños están acostumbrados a andar, se escudan del sol con libros o paraguas. Siempre saludan y sonríen a los turistas y es toda una experiencia ver un grupo grande parado en medio de la carretera gritando “Sabaidee!” (hola).

Y los animales se desperezan de la siesta y emprenden la búsqueda de su merienda. Las vacas y las cabras pastorean en el borde de las carreteras. Los gatos y los perros olfatean los restaurantes en búsqueda de algún occidental que les de un poco de comida. Las gallinas y los pavos picotean por los caminos, seguidos por sus ruidosas y temerosas crías. Y los cerdos se pasean lentamente por las calles, buscando algo que echarse a la boca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s