El pinchazo 🔧

Moverse en moto tiene infinitas cosas buenas, como ya dijimos en la entrada que le dedicamos. Pero también tiene sus cosas negativas. 

La primera es que el tráfico en el sudeste asiático es bastante caótico. Prácticamente no hay semáforos, nadie usa los intermitentes y la forma de organizar los flujos de tráfico digamos que, como mínimo, es totalmente aleatoria. Cada incorporación es una aventura. Lo bueno es que conducen como viven: muuuuuy lento.

La segunda es que las motos de alquiler son, obviamente, de gama baja. Eso tiene dos problemas: que tienen poca potencia (cada subida pronunciada no podemos pasar de 10 km/h) y que los neumáticos no son los mejores.

Todo ello unido al mal estado de las carreteras suele acabar en pinchazo. El nuestro por suerte fue a escasos dos kilómetros del taller más cercano. Allí nos hicimos entender a base de signos (en los pueblos no tienen ni idea de inglés) y en un momento nos cambiaron el tubo y pudimos continuar. 

Nos sonrió la señora fortuna, porque recorrimos tramos de decenas de kilómetros sin nada alrededor mas que arroz. De haber pasado allí hubieran sido horas arrastrando la moto…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s