Barato pero con cariño

El ritual de cada noche consiste en recorrer el Night Market buscando un lugar donde cenar. En Luang Prabang los puestos callejeros con más éxito son los buffets, donde por 1€ puedes llenar un plato hondo hasta arriba de la comida que ofrecen. Siempre están llenos de “Teens de Kao San”, ventiañeros europeos o australianos que van de fiesta en fiesta y necesitan repostar. El apodo es de Marc Roset, por cierto.

Nosotros no confiamos mucho en la comida que lleva horas hecha, así que buscamos puestos donde la hagan al momento. En Laos, por su herencia colonial francesa, en casi todas partes tienen pan y eso como occidental es un verdadero lujo (eh, Marta?).

Aquí nos hemos vuelto fieles de esta familia que regenta un puesto de crepes, baguettes y zumos de fruta. El padre se encarga de las crepes y las hace riquísimas, sobre todo las de Nutella y plátano. La madre es la experta en zumos y los hijos son vendedores natos. 

El último día nos dejaron sentarnos detrás de ellos a comer las crepes y les hicimos esta foto en plena faena. Parece increíble que por 1€ hagan cosas tan ricas y con tanto cariño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s