Sanguijuelas en el río

La jungla también tiene su lado negativo: mas allá de la humedad y las casi 8 horas de caminata, lo peor fueron las sanguijuelas del río.No nos dimos cuenta hasta horas después, pero a Paula se le había agarrado una por debajo de la rodilla.

Es increíble como un animal tan pequeño puede sacar tanta sangre. Y eso no es lo peor: la herida no se cierra. Mirando en la wikipedia nos enteramos de que inyectan una sustancia anticoagulante que deja la herida abierta durante horas y no para de sangrar. 

Fue mas aparatoso que doloroso, pero un verdadero incordio. Si eso es lo que hacen los bichos mas pequeños de la jungla, no nos queremos imaginar lo que hacen los mas grandes…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s