La jungla

Hemos empezado fuerte Laos: al día siguiente de la aventura para cruzar la frontera nos apuntamos a un trekking por la jungla. Nos dijeron que eran unas 5 horas y acabo durando unas 8. Pero fue increíble.

La verdad es que adentrarte en la jungla es una experiencia única. La naturaleza crece sin control, el ambiente es asfixiante y a la vez te deja boquiabierto.

La travesía era dura, el guía muchas veces tenía que abrirse paso a golpe de machete entre el bambú para despejar el camino. Suerte que no llovía, porque el camino ya era resbaladizo sin agua. Cruzamos varios ríos para los que tuvimos que cambiarnos de calzado porque era imposible hacerlo con botas: cubría mas arriba de la rodilla. Constantemente teníamos que pasar agachados bajo árboles o saltarlos porque bloqueaban el camino.

A pesar de todo ello, del calor y la humedad, mereció mucho la pena. Incluso comer sentados en el suelo “sticky rice” con hojas enormes como mesa.

Cuando el bambú lo permitía, observar el paisaje desde la montaña te dejaba sin palabras. Los campos de arroz sin fin, los árboles inmensos, las montañas verde intenso. Los sonidos, el olor. La jungla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s